Nuestros estudiantes de preescolar, nos contaron a su estilo la historia de un ángel muy pequeño y torpe que no sabía volar y que solo lo logra, al seguir el rastro que Dios deja al pasar mientras crea el mundo.  En esta emotiva representación teatral, canciones y bailes fueron elegidos para mostrarnos como Dios se vale de nuestra debilidad para hacer grandes cosas a través de nosotros, pues el ángel llamado rastro de Dios, será el encargado de custodiar la estrella que guiará el camino hacia Belén.

volta

You may also like

El Volta inaugura los talleres de tecnología y artes
Visita del Embajador Italiano en Colombia en el Volta
El Volta ocupa el tercer puesto entre los mejores colegios de Bogotá en los últimos 13 años